mercredi 27 mai 2009

El velo del odio


Esta isla no es isla. Celda.
Sólo en el más allá de las rejas del odio se adivina el mar celeste.
Sólo contestando al odio con odio se consigue paz.
Esta isla no es isla. Mentira.
Esto es el gran supermercado del precio del dinero. Acá no se compra más que dinero y dinero.
Ni una sonrisa. Ni una mirada. Ningún encuentro.
El desencanto de la infelicidad paroxística escondida debajo del peso del velo de la mujer. Del sexo reprimido y agresivo.
El velo del sexo débil fomentando la ira y el odio del sexo condenado a las cabras. Del sexo masculino vuelto persecución contra la mujer del blanco.
Esta isla no es isla. Exclusión. Rechazo.
Esta isla fue paraíso, en los tiempos de Ulises. Y en los tiempos del dinero, llegó a ser ese infierno de los bien potentes.
Esta isla rodeada de celeste es lo más carnicería de lo rojo, lo más oscuro de lo negro.
¿Qué hicieron –en medio de tanto azul– con el azul?
¿Cómo pudo el dinero acabar con el azul?

Esta isla fue isla.
Mañana me largo. Fuera del velo del odio.
Mañana el frío de París. Los colores agotados por las calles.
Pero algo más
De aire



(Djerba)


Le voile de la haine

Cette île n’est pas île. Cellule.
Que dans l’au-delà des grilles de la haine, peut se deviner, l’azur de la mer.
Qu’en répondant à la haine par la haine, peut s’obtenir, un peu de paix.
Cette île n’est pas île. Mensonge.
Le grand supermarché du prix de l’argent. Ici on n’achète rien d’autre que de l’argent et de l’argent.
Pas un sourire. Pas un regard. Pas de rencontre.
Le désenchantement du malheur paroxystique caché sous le poids du voile de la femme. Du sexe réprimé et offensif.
Le voile du sexe faible attisant la colère et la haine du sexe condamné aux chèvres. Du sexe masculin fait persécution de la femme du blanc.
Cette île n’est pas île. Exclusion. Rejet.
Cette île a été paradis, aux temps d’Ulysse. Et aux temps de l’argent, enfer des tout puissants.
Cette île entourée d’azur est la plus grande boucherie du rouge, le plus obscure du noir.
Qu’ont-ils fait –au milieu de tout ce bleu– du bleu ?
Comment l’argent a-t-il pu en finir, avec le bleu ?

Cette île a été île.
Demain je pars. Loin du voile de la haine.
Demain le froid de Paris. Les couleurs usées des rues.
Mais un peu plus
D’air


4 commentaires:

TKH a dit…

Magnifique photo ! On dirait que l'ombre danse...
Et le texte en "VO" sonne très fort.
Bisous !

jaques a dit…

Beau poème. Vous avez le don de permettre à un lecteur d’entrer dans un monde nouveau. Ou bien, dans deux mondes. Je reviendrai souvent.

NáN a dit…

Solo una mirada muy atenta percibe ese desvanecimiento de las cosas, un poco como en esa película de Woody Allen en la que un actor se veía borroso tras la cámara porque realmente se estaba volviendo borroso.

Estoy de acuerdo además en cómo lo relacionas con el dinero cruel. Con ese hipermodernismo del hiperconsumo, que nos deja en soledad individuo a individuo... pero no quiero enrollarme en esta parte: "infelicidad paroxística" es un acierto tan grande que elimina la necesidad de la teoría.

Más el velo. Que vela.

Pero sobre todo, qué manera tan hermosa de decirlo. Esta vez lo he leído en español.

Gracias por tus palabras.

Lara a dit…

de acuerdo con Nano (una vez más)

sé de qué lugar me hablas

tengo una postal de allí (tuya) en la ventana